Madrid   24-11-2017  
   La Religión de Scientology

Scientoogy consta de un cuerpo de conocimiento que se deriva de ciertas verdades fundamentales. Las principales de ellas son:

El hombre es un ser espiritual e inmortal.
Su experiencia se extiende mucho más allá de una sola vida.
Sus capacidades son ilimitadas, aunque no se manifiesten en el presente.

Scientology sostiene además que el hombre es básicamente bueno y que su salvación espiritual depende de sí mismo, de sus semejantes y de su logro de la fraternidad con el universo. En ese sentido, Scientology es una filosofía religiosa en el sentido más profundo de la palabra, ya que tiene que ver con no menos que la rehabilitación total del ser espiritual innato del hombre: sus capacidades, su consciencia y su certeza acerca de su propia inmortalidad. Además, ya que la religión tiene que ver con el espíritu y su relación consigo mismo, con el universo y con otros seres, y es esencialmente la creencia en seres espirituales,Scientology sigue una tradición religiosa que es por lo menos tan antigua como la humanidad. No obstante, lo que Scientology representa a fin de cuentas es algo nuevo. Su tecnología religiosa es nueva, su organización eclesiástica es nueva, y lo que significa para el hombre del siglo XX es totalmente nuevo.

En el núcleo de Scientology se encuentran sus axiomas que definen con precisión las leyes fundamentales y las verdades de la vida, incluyendo quiénes somos, de qué somos capaces y, lo que es más importante, cómo podríamos realizar nuestras capacidades espirituales innatas. Estos axiomas constituyen la fundación de un vasto cuerpo de sabiduría que se aplica a la totalidad de la vida. De esta sabiduría proviene un gran número de principios fundamentales que las personas pueden usar para mejorar sus vidas inmediatas, y también para lograr la inmortalidad espiritual. De hecho, no hay ningún aspecto de la vida que no se pueda mejorar a través de la aplicación de los principios de Scientology.

AUDITACIÓN

El principal medio por el cual se aplican las verdades básicas de Scientology a la rehabilitación del espíritu humano se llama auditación. Es la práctica central de Scientology y la aplica un auditor, del latín audire, "uno que escucha".


El auditor no lleva a cabo una forma vaga de exploración mental, ni ofrece soluciones, consejos o evaluaciones. Uno de los principios fundamentales de la fe de Scientology es el axioma de que un individuo puede mejorar sus condiciones sólo si se le permite encontrar sus propias respuestas a los problemas de la vida. Los auditores de Scientology ayudan a las personas a lograr esta meta guiándolos a examinar su existencia a través de una serie de pasos cuidadosamente estructurados que el Sr. Hubbard desarrolló. Al seguir este proceso gradual, las personas pueden, por tanto, mejorar su habilidad para encarar quiénes son y dónde están, quitando las capas de experiencia que han pesado tanto sobre ellas.

La auditación, pues, no es algo que se le hace a una persona. Sus beneficios sólo se pueden lograr mediante la participación activa y la buena comunicación.

EL E-METRO

Singular en la religión de Scientology --y revolucionario en el campo del desarrollo espiritual-- es el uso por los auditores de un electropsicómetro, o E-Metro. Los auditores usan el E-Metro para ayudar a aislar las áreas de angustia o aflicción espiritual que existen por debajo de la consciencia presente de una persona. Una vez que se sacan a relucir, estas áreas problemáticas pueden ser examinadas por el individuo libremente, sin las influencias subjetivas que acompañan las prácticas de asesoramiento espiritual de otras religiones.

El Sr. Hubbard desarrolló el E-Metro basándose en su conocimiento de que la mente contiene cuadros de imagen mental, grabaciones reales de experiencias del pasado. Estos cuadros contienen energía y masa. Cuando una persona ve uno de estos cuadros de imagen mental, o tiene un pensamiento, el E-Metro registra con precisión los cambios que ocurren en esta masa y energía mentales. El E-Metro no diagnostica ni cura nada; simplemente mide el estado o cambio de estado de un individuo y sirve como guía para lo que se debe abordar en una sesión de auditación.

Dianética anunció el descubrimiento de una parte dañina de la mente, hasta ese entonces desconocida, que contiene muchas grabaciones de experiencias de pérdida, dolor e inconsciencia en el pasado. Existen debajo del nivel de consciencia de la persona y se acumulan colectivamente para formar lo que se llama la Mente Reactiva: la fuente de todos los temores, las emociones, los dolores y las enfermedades psicosomáticas no deseadas. Paso a paso, la auditación se dirige a la Mente Reactiva hasta que su contenido, previamente desconocido, se descubre, y se borran sus efectos dañinos sobre el individuo. Cuando esto ocurre, uno logra un nuevo estado de ser que en Scientology se llama Clear. La personalidad básica y fundamental del individuo, su habilidad artística, su fuerza personal y carácter individual, su bondad y decencia inherentes, se restablecen plenamente.

La auditación a cualquier nivel es una experiencia incomparable, y su descripción total está más allá del alcance de esta publicación. Sin embargo, imagínese algo que le haya afligido toda su vida, algún sentimiento o actitud o experiencia. Luego imagine que está sentado con un auditor y que se le hace una pregunta exacta, la pregunta correcta, que le permite ver, súbita e instantáneamente, la verdad de esta situación, su verdadero origen.

Esto es la auditación, y el resultado es revelador: un tremendo alivio, una comprensión, un sentido de libertad, la habilidad de ver todo más claramente, una mayor consciencia. Es casi mágico. Y esencialmente, es debido a esta transformación espiritual que alguien experimenta en alguna parte del mundo cada minuto de cada día, que Scientology ha crecido tan rápidamente como lo ha hecho.

ENTRENAMIENTO

Otra práctica fundamental de la religión de Scientology es el entrenamiento: el estudio de los principios de Scientology. En la religión de Scientology se dispone de muchos cursos de entrenamiento, ya que, según se ha indicado, una persona puede usar las verdades que se encuentran en Scientology para mejorar las condiciones en cada área de la vida. Sin embargo, los cursos de entrenamiento más importantes son aquellos por medio de los cuales se aprende a ser AUDITOR.

El amplio sendero que el Scientologist sigue a través de la auditación y el estudio de los materiales de Scientology se conoce como El Puente. Esto expresa un antiguo concepto: una ruta vislumbrada por mucho tiempo a través de un abismo entre el estado actual del hombre y niveles de consciencia sumamente elevados. El Puente consta de pasos graduales, de manera que los logros se incrementan progresivamente, son previsibles y patentes.

La religión de Scientology está basada exclusivamente en las investigaciones, escritos y conferencias grabadas de L. Ronald Hubbard, todo lo cual constituye las Escrituras de la religión. Abarcan más de 500.000 páginas de escritos, casi 3.000 conferencias grabadas y más de 100 películas. El Sr. Hubbard es la única fuente de la religión, y no tiene sucesor. Una doctrina fundamental de la religión de Scientology es la libertad espiritual que se puede lograr únicamente si el sendero descrito en estas obras se sigue sin desviación, porque es una ruta investigada a conciencia y que funciona.

Sigue.


volver arriba  
  Directorio    
mejora personal, test personalidad, programa de purificacion, capacidad mental, libros autoayuda, libro autoayuda